sábado, 31 de diciembre de 2011

Algunas bondades de la mesa dulce!



No solo podemos evitar la GULA en las fiestas, hasta podemos empezar  el año, aprovechando la oportunidad y ejerciendo " nutrición inteligente", ya que, respetando el clima festivo y las comidas clásicas, podemos hacer una buenísima y ríquisima selección.

Como "El saber libera" ó dícese también " el saber no ocupa lugar"... Sepamos un poquito más de nuestras amigables frutas deshidratas, clásicas de la mesa dulce!!!


 Frutas deshidratadas

Aclaremos pimero que son frutas naturales, sometidas a un proceso de deshidratación ( se les saca el agua), para  preservarlas más tiempo y evitar la contaminación por micro organismos. Con lo cual queda un sabor más concentrado y un aporte nutricional también más intensificado ( interesante, no?)

Hay varias, de distinyos colores y sabores, lo que permite que todo paladar con alguna sea feliz:

 - Ciruela: Se caracteriza por su efecto laxante,tiene bastante fibra, potasio, fósforo, calcio y hierro, es vasodilatador arterial ( eso quiere decir que dilata los vasos sanguíneos, evita que se compriman), por lo que se la considera protectora del corazón. Se puede dejar en remojo un vaso con agua por la noche y beber en ayunas por la mañana.

- Durazno: Contiene fibra, potasio y fósforo. Tiene cobre y hierro por lo que es beneficioso para la sangre. Los árabes, les cuento que le meten a todo algo con sabor durazno y sus agri dulces comidas son muyyy ricas y haceptadas ( he probado hacer fatay vegetariano con mermelada de durazno y creanme, se los recomiendo- esa palabra vendrá de re comer, es decir, de volver a comer???)

-  Damasco: Rico en potasio, buena para corazon y músculos, tiene fibra, cobre y magnesio, es alcalino
   Les cuento que los HUNZAS, una población antigua que vivió TANTOS años que aún se estudia su dieta, tenían al damasco como bastate protagónico en sus comidas, por lo que, podríamos re pensarlo, no? ahhh no conocieron el cáncer ni la arteroespclerosis ni tantas enfermedades que ahora son moneda frecuente.. para pensarlo....

Higo: Rico en calcio, tiene potasio, fósforo, hierro y vitaminas del complejo b, es útil para el estrenimiento. Si hay algo DULCE en la vida son los higos, así que golosos NO se abstengan!

- Pera: Suaviza las mucosas, por lo que también se la recomienda para el estrenimiento, tiene zinc. Esta fruta es recomendada para los "un poco menos" golosos

- Dátil: Aporta calcio, hierro, magnesio, fibra y potasio, fósforo y vitamina b3, favorece el mantenimiento de los valores de colesterol dentro del los parámetros adecuados. Otro cuentito árabe ( tengo mis raíces vieron), cuando alguien se muda, es MUYYY importante que entre a la casa con aceite ( para que nunca falte nada de comer) y con algo dulce ( para que nunca falte la dulzura), en primera mudanza me regalaron dátiles por lo que ahora les tengo especial simpatía...

- Pasas de uva: Tienen vitaminas del grupo b, potasio, hierro, calcio y fósforo, es vasodilatador ( se acuerdan, más arriba que era vasodilatador?) Comentario extra, creo que es la fruta deshidratas más aceptada por los niños, así que en vez de golosinas " uvitas" para todo el mundo!!!


Se pueden obtener por medios naturales, con deshidratadores ó por exposición al sol.
Si se las hidrata antes de consumir, es más fácil digerirlas.
Son faácilmente ubicables en las dietéticas!!!

Así que bon apetite, rica y sana mesa dulce y ....

FELIZ Y DULCE AÑO PARA TODOS!!!"


Fuentes: Un mundo mejor, libro UBA vegetariano ( prometo buscar el nombre completo en breve)

jueves, 22 de diciembre de 2011

Así cerramos el ciclo de charlas " Qué comemos en las fiestas"

"... Y así nos despedimos, para entrar al nuevo año con la energía de los alimentos renovada....


Decoramos  el arbolito de navidad entre todos

Le pedimoa a Papá Noel, lo que queríamos  lograr en la mesa de las fiestas ...




Pensamos en la clásica mesa y en como la cambiaríamos si estuviesemos en la "Isla de la Fantasia"

Y cuando tuvimos nuestros sabrosos platos, nos enteramos que la "isla de la Fantasía" está en nuestro Barrio  y que Papá Noel no existe...

Así que nos propusimos en esta Navidad ser Papa Noel cada uno de nosotros y elegir nuestra mesa, en cantidad y calidad de platos y en clima de armonía Navideña.

Surgieron propustas como:

Ensaladas muy variadas
Budines multicolores
Arroz griego
Frutas con frutas secas y deshidratadas

Juegos para la mesa y música amena para acompañar


Encendiendo una luz alrededor del árbol que armamos, llevamos a nuestros hogares un rayito de luz que queremos compartir con todos los que nos rodean...



GRACIAS TOTALES Y....

FELIZ NAVIDAD PARA TODOS!!!!





domingo, 27 de noviembre de 2011

Reflexiones del encuentro sobre imagen corporal!

Por problemas técnicos, no squedamos sin FOTOS!, pero... ¿ quién nos quita lo bailado???


- Nos reímos con Maitena y de nuestros complejos....

* Viajamos a otro planeta y pensamos en las reglas de la tierra..


Hicimos de principio a fin la historia de un persona que crece con esa reglas


* Hicimos lecturas y reflexivas...

Y apostamos a cambiar algunas  reglas...

Surgieron palabras como..

- Aceptación
*Compromiso
*Sin juicio
*Tolerancia
*Amor
* Favorecer un lugar mejor para los más pequeños empezando por nosotros...y...

Cuánto más que nos queda por seguir  reflexionando y modificando....


GRACIAS TOTALES!!!

lunes, 31 de octubre de 2011

Dinàmica de grupos: Nutriciòn vegetariana

Una vez màs nos reunimos y aprendimos.....


-Leímos frases sobre vegetarianismo, intercambiamos opiniones y experiencias....





-Definimos la nutrición vegetariana, beneficios, dificultades y MITOS....



Degustamos platos exquisitos! 


Y sacamos un montòn de conclusiones....


* Sobre el compromiso

* Soluciones posibles en las salidas

* Los tiempos, las preparaciones

* La dedicación

* La actitud y...

Cuànto màs nos queda para seguir aprendiendo!



GRACIAS  TOTALES!!!!

viernes, 21 de octubre de 2011

CORAZÓN VALIENTE- El camino del salmòn





“.. Siempre seguì la misma direcciòn, la difícil la que usa el salmòn...”
(Andrès Calamaro)




Hoy me enteré que la palabra CORAJE, viene del latín: cor: corazón.  Cuando perdemos el  coraje, es pues (deduzco)  cuando nos sentimos “descorazonados”.

Esta pieza me faltaba ubicar  para completer algo así como un rompecabezas mental que voy armando, en  torno a los temas de la imagen corporal y la dificultad de aceptarnos como somos.

El peso se convierte muchas veces en el requisito sine quanon para que se logren muchas de nuestras aspiraciones. Pareciera que primero hay que adelagazar, para lograr tantas otras metas, y de lo más diversas: desde estar en pareja hasta tener un trabajo en el que estamos interesados.

Suelo preguntar si realmente para acceder a estas cosas que aspiramos es real que debamos tener un cuerpo determinado o un peso inamovible. Claro que NO, ciertamente existe un peso social y cultural sobre las cuestiones del peso y la imagen, pero no es menos cierto que serían interminables los ejemplos que aseveran que lograr determinado peso no es condición para lograr nuestros propósitos, ahora mismo pienso en  Mercedes Sosa…

A diario confirmarnos que no somos de tal o cual forma, que no cumplimos con el canon social. No nos gusta que nos impongan un cuerpo, pero... perdemos el coraje de marcar la diferencia y plantarnos con el cuerpo que tenemos para alcanzar nuestros propósitos.

No se trata de no intentar mejorarlo sino de que eso no nos condicione.  Entonces... frenamos el impulse del  amor propio incondicional, perdemos el CORAJE, nos DESCORAZONAMOS. Y el cuerpo cada vez pesa más, porque ahora está oprimido … el corazón se nos ha cerrado...

Y sí, para cambiar los paradigmas, hay que ser VALIENTE… cierto grado de “locura”, y la constancia de ir contra la corriente suele ser lo que hace que las personas cambien muchas veces la historia..

Ciertamente hay situaciones condenadas socialmente, pero cuánto bien le hacemos al mundo si vencemos esos prejuicios y sostenemos la actitud de hacer las cosas igual… a pesar del prejuicio, cuanto sanamos y dejamos de ser cómplices de esas cotidianas formas de discriminación.

Es como  el camino del salmón, que va contra la corriente…difícil... pero cuánto más difícil nos es sostener ese prejuicio, cuánto más sufrimiento y frustración, cuánto más costoso para nosotros y para los que vendrán si no hacemos el esfuerzo de ir contra la corriente.


Mostrarnos, aceptarnos y amarnos, tal como somos. Este es el modo de actuar más sensato, además de sincero, corajudo y con  corazòn valiente.



domingo, 9 de octubre de 2011

Prescripciones nutricionales


A la hora de hacer una prescripción nutricional:
  • ü  Empezamos por contar qué nos dice la biografía del cuerpo,  lo historizamos.
  • ü  Reformulamos los platos de comida.
  • ü  Analizamos: asociamos y vemos todo lo que es propio, y que nos llevamos puesto a la mesa a la hora de comer.  (Esos “hábitos” que se nos presentan como “un destino”, son una forma de vida que no sólo se relaciona con lo alimentario.)
  • ü  Definimos: objetivos a corto plazo.  Semanales, quincenales... y
  • ü  Redefinimos  “diálogos internos”, pensamos acciones, nuevas elecciones, actitudes diferentes, que acompañen un proceso de cambio.
  • ü  Nos sinceramos: ¿cuanto realmente queremos cambiar y estamos dispuestos a nodificar? (No forzamos: trabajamos sobre lo real.)
  • ü  Esclarecemos:  algún concepto que ya caducó y no está colaborando con la causa.
  • ü  Revelamos: qué se esconde detrás de esa dificultad que se trajo en la entrevista inicial.
  • ü  Ordenamos: establecemos metas y prioridades.

El próximo encuentro:
  • ü  Revisamos, qué sirvió y qué no, cuándo será el siguiente encuentro...  cómo seguimos.
  • ü  Acordamos. Tomamos nota.
  • ü  Leemos. A veces sobre nutrición, depuración,  Bach,  zen,  una revista.... (A veces, copiamos una frase para tenerla presente.)
  • ü  Meditamos. Ponemos en palabras los beneficios del cambio y de asumir la responsabilidad.
  • ü  Intercambiamos  testimonios.

Todo eso nos conduce a establecer algunas pautas de cómo hacer un cambio en la forma de nutrirnos.

Estas son las cosas se “prescriben” en una consulta nutricional.

Yo siempre agradezco los encuentros y sigo revisando el rol del nutricionista. 

domingo, 2 de octubre de 2011

Tallereando- Aprendiendo en grupo!

Hermosa experiencia compartimos el 1/10 en el encuentro aquì van algunos  items que salieron:


Surgieron como temas de interès y bùsqueda: el orden, el tiempo, la mesura/ desmesura, la necesidad de desestructurar, la bùsqueda de informaciòn, la importancia de mantener el estìmulo para sostener los cambios y algunas cosas màs-

Definimos que es significa rico, què significa pràctico y sobre todo, que es SANO!!!



Y... Aprendimos entre todos, los distintos grupos de alimentos y sugerimos muchas ideas buenìsimas!

Acà van algunas recetas ( entre las muchas buenas ideas que surgieron)....


Ensalada completa de arroz integral, huevo duro,palta y zanahoria rallada
Mixt de vegetales hervidos con lentejas, procesado todo, llevado al horno con queso en budinera
Desayuno energèticio, con germen de trigo, salvado y levadura
Mix de frutas secas para el desayuno....

Y muchas, muchas muchas cosas màs!

No hay dudas que el trabajo en grupo enriquece y permite expresar, reconocer y validar el saber de todos!

                                                            GRACIAS TOTALES!

jueves, 15 de septiembre de 2011

Nutriendo con frases cèlebres


 "Hemos adquirido el hábito de llamar al médico por la más trivial de las enfermedades y, donde no hay médicos, se busca el consejo de simples curanderos. Vivimos con la fatal ilusión de que ninguna enfermedad puede curarse sin medicamentos. Esta creencia ha hecho más daño a la humanidad que cualquier otro mal. No cabe duda de que tenemos que curarnos las enfermedades, pero no son los medicamentos los que las curan. Y no sólo son éstos sencillamente inútiles, sino que a veces son decididamente nocivos. El hecho de que un hombre enfermo tome pócimas y medicamentos es tan tonto como intentar cubrir la mugre que se ha acumulado en el interior de una casa. Cuanto más se la cubre, más rápido será el proceso de putrefacción. Y lo mismo sucede con el cuerpo humano. La enfermedad o el malestar es sólo la advertencia que nos hace la Naturaleza acerca de que hemos acumulado inmundicias en alguna parte del cuerpo: sin duda, sería sabio dejar que la Naturaleza la removiera, en lugar de cubrirla con la ayuda de medicamentos".

"Aunque he tenido dos enfermedades graves en toda mi vida, creo que el hombre no tiene prácticamente necesidad alguna de tomar medicinas. De mil casos, novecientos noventa y nueve pueden tratarse con una dieta bien equilibrada, un tratamiento a base de tierra y agua y similares tratamientos caseros. Quien acude de inmediato al médico, al Vaidya [médico ayurvédico -el antiguo sistema hindú de medicina-] o al Hakim [arábigo, doctor o médico, en todos los países orientales, médico unani -método griego de medicina-] por cualquier molestia, no sólo pone en peligro su vida, sino que se convierte en un esclavo de su cuerpo, en lugar de seguir siendo su amo, por lo cual pierde el control de sí mismo y deja de ser un hombre".


Mahatma Gandhi







martes, 13 de septiembre de 2011

A mi me habla???



¿ Cómo dice?

En las consultas hay un ejercicio que suelo proponer para develar lo que afecta: reconocer cual es el diálogo interno que venimos sosteniendo en relación a esa cuestión, y ELEGIR, un nuevo diálogo, hasta que sea un hábito, aunque al principio sea impostado y cueste.

Las historias que surgen, los reproches y las certezas no dejan de maravillarme.
Con una paciente reflexionamos sobre el “mientras tanto”, leimos una poesía de Benedetti al respecto, y vimos que en las esperas, el malestar, el enojo, el fastidio, a las cosas que hacía sin ganas la desbordaban, mientras tanto comía mucho, picoteaba cualquier cosa que la sede un poco.
Otra consultante advirtió que no terminaba muchas cosas, que tenia pendiente llamados, orden de papeles y que todas esas cosas “le pesaban mucho”. Y otra, pudo ver que tras llegar a su casa, después de dejar a los chicos en el colegio se atraconaba, tapando muchos miedos vagos y desconocidos a los que no podía poner ni siquiera un nombre.
Hay quien  sintió que se quitaba “un peso de encima” cuando le devlovió a su ex pareja ropa que aún guardaba ella.

Cuando ponemos en palabras esas raras y molestas sensaciones, surge la claridad y la posibilidad de modificar, sin que esa oscuridad tome vida propia y actúe impidiendo el dominio de los actos.
Así es como, a veces, con porfundidad, otras con humor que permite desdramatizar algo que nos angustia, buscamos “nuevos diálogos internos”.

Este ejercicio lo recomiendo a todos, no sólo para aplicar a cuestiones nutricionales.
La RISA, que puede aparecer en contraposición a una gran angustia, una palabra cómplice puede servir de alivio, una mirada conciliadora nos hace amigos de nosotros mismos, y nos quita de la soledad en la que nos imbuimos ante la adversidad de un tema que nos afecta.

Algunas frases memorables de los consultantes, fueron:

“Me voy a decir MAÑANA”, como en la última escena de la película “Lo que el viento se llevó”.

“ Me voy a decir “Continente”, asì contengo las emociones

 “Me voy a decir que estoy aprendiendo y no pasa nada si me equivoco”.

“Me voy a decir, puedo, o lo intenté”.

La única condición es que la frase sea auténtica, no una afirmación que no sea aplicable a nosotros. De hecho puede ser un chiste, no importa, lo importante es a lo que remite y que realmente podamos  usarla en esos momentos en los que estamos como poseídos por la situación.
Los resultados son sorprendentes y aliviantes.

Lindo bueno y barato, sin medicación, ni yuyos, ni magia, sólo aprendiendo a gobernar la mente.

sábado, 27 de agosto de 2011

TEJIENDO OPORTUNIDADES (Y DESTEJIENDO PROBLEMAS)


Estarìa bueno  poder cambiar conceptos, al encarar  problemas que llevan a reflexionar sobre la importancia de modificar hábitos. Es que, vistos de otro modo, pueden dejar de ser nada más que un problema y convertirse también en una OPORTUNIDAD.

Por ejemplo, a quienes les cuesta controlarse y comen  por demás y quieren  re educar ese “formato”, a pesar de comprenderlo, por alguna fuerza incontrolable, no se les hace posible o lo logran por un tiempo pero luego sucumben.

Entonces ahondamos, es como si estas personas dijeran con esta forma de comer y engordar:  “el cuerpo es sabio y no me deja mentir, algo pasa bastante más profundo”. Los consultantes terminan dándose cuenta que han quedado rumiando algún enojo, generalmente asociado a que el mundo no es como en quieren que sea, ergo, actúan en disconformidad, hay ruido mental,  el ruido genera calor en el estómago: hambre.

A veces estas conductas tienen que ver con exceso de exigencia, con sostener la idea de que tienen que demostrar algo.  Llega la noche y necesitan relajar, entonces... viene el atracón.  En otras ocasiones tiene que ver con el sostenimiento de algo en lo que no se cree, luego necesitan dulce, para adormecer.

Pero esto no sólo ocurre con quienes se exceden en el comer, los que no comen y son excesivamente delgados también tienen sus propias fuerzas incontrolables, que  dominan sus hábitos. 
Dos jóvenes muy delgados  vinieron a la consulta, terminamos hablando acerca de que comer implicaba crecer, madurar, ocuparse de ellos, comprar, cocinar algo, sumar kilos, y esa delgadez era sólo una pequeña parte de lo que les significaba ese síntoma. La delgadez les dio la oportunidad de replantearse cuestiones mucho más profundas, no se agotaba en el ponerse la meta de engordar.

Desde mi puesto de nutricionista no dejan de maravillarme el mar de historias que se tejen atrás de un plato de comida.

Alguien me dijo que no había nada más peligroso que una mujer  tejiendo:  con los hilos teje también ideas, pensamientos, historias. 
Algo similar es lo que veo en las conductas alimentarias: el plato armado, no armado, compulsivo, vacío, escaso… una red de tejidos que permite llegar a un profundo conocimiento sobre uno mismo, muy superior al de adelgazar o engordar.

Por eso pienso en  que serìa bueno cambiar los conceptos y referirnos  a los trastornos, dificultades, necesidades de cambio como enormes oportunidades que nos periten mejorarnos y superarnos.
-           

lunes, 22 de agosto de 2011

Segunda parte del fragmento de Castaneda: La Claridad



Hay una frase popular que dice: " No aclares que oscurece", cuando la claridad deja de ser una ayuda para ser un problema, por que creemos que "vemos, sabemos y o entendemos" lo que estamos haciendo, lo que va a suceder luego, perdemos el valor de la "humildad", que permite el deslumbre diario, y la capacidad de seguir aprendiendo.

He aquì el segundo enemigo de conocimiento que menciona Castaneda en "Las enseñanzas de Don Juan":


La claridad.

"...A cambio del miedo ha adquirido la claridad: una claridad de mente que borra el miedo. Para entonces, un hombre conoce sus deseos; sabe cómo satisfacer esos deseos. Puede prever los nuevos pasos del aprendizaje, y una claridad nítida lo rodea todo. El hombre siente que nada está oculto, "Y así ha encontrado a su segundo enemigo: ¡la claridad! Esa claridad de mente, tan difícil de obtener, dispersa el miedo, pero también ciega.

"Fuerza al hombre a no dudar nunca de sí. Le da la seguridad de que puede hacer cuanto se le antoje, porque todo lo que ve lo ve con claridad. Y tiene valor porque tiene claridad, y no se detiene en nada porque tiene claridad. Pero todo eso es un error; es como si viera algo claro pero incompleto. Si el hombre se rinde a esa ilusión. de poder, ha sucumbido a su segundo enemigo y será torpe para aprender. Se apurará cuando debía ser paciente, o será paciente cuando debería apurarse. Y tonteará con el aprendizaje, hasta que termine incapaz de aprender nada más.

-¿Qué pasa con un hombre derrotado en esa forma, don Juan? ¿Muere en consecuencia?

-No, no muere. Su segundo enemigo nomás ha parado en seco sus intentos de hacerse hombre de conocimiento; en vez de eso, el hombre puede volverse un guerrero impetuoso, o un payaso. Pero la claridad que tan caro ha pagado no volverá a transformarse en oscuridad y miedo. Será claro mientras viva, pero ya no aprenderá ni ansiará nada.

-Pero ¿qué tiene que hacer para evitar la derrota?
-Debe hacer lo que hizo con el miedo: debe desafiar su claridad y usarla sólo para ver, y esperar con paciencia y medir con tiento antes de dar otros pasos; debe pensar, sobre todo, que su claridad es casi un error. Y vendrá un momento en que comprenda que su claridad era sólo un punto delante de sus ojos. Y así habrá vencido a su segundo enemigo, y llegará a una posición donde nada puede ya dañarlo. Esto no será un error ni tampoco una ilusión. No será solamente un punto delante de sus ojos. Ése será el verdadero poder.

"Sabrá entonces que el poder tanto tiempo perseguido es suyo por fin. Puede hacer con él lo que se le antoje. Su aliado está a sus órdenes. Su deseo es la regla. Ve claro y parejo todo cuanto hay alrededor. Pero también ha tropezado con su tercer enemigo: ¡el poder!..."

Este fragmento continúa, pero me invita a una reflexión, en mi vida general, pero en mi rol como nutricionista en particular, en este aprendizaje constante que se abre y edita en cada encuentro y con cada particularidad, a no sentir nunca que "ya se" lo que el otro necesita, a no tener, discursos pre hechos ni dietas estandarizadas, a recuperar en cada encuentro el asombro y la sorpresa. Lo escribo como una aspiraciòn, que espero poder recordar y sostener y como una invitaciòn a que cada uno, en su puesto ( el que sea), no caiga en la inercia y el descuido.

martes, 2 de agosto de 2011

Venciendo a las propias barreras- Fragmento de Castaneda





En sesiòn surge muchas veces la importancia de transitar todos aquellos "mostruos" que nos hacen alejarnos de nosotros, muchas de esas veces recurro al fragmento de Castaneda en "Las enseñanzas de Don Juan" que hoy quiero compartir ( un fragmento) en este espacio:

"...Sábado, 8 de abril, 1962
En nuestras conversaciones, don Juan usaba a menudo la frase "hombre de conocimiento", o se refería a ella, pero nunca explicaba qué quería decir. Inquirí al respecto.
-Un hombre de conocimiento es alguien que ha seguido de verdad las penurias de aprender – dijo-. Un hombre que, sin apuro, sin vacilación ha ido lo más lejos que puede en desenredar los secretos del poder y el conocimiento.
-¿Puede cualquiera ser un hombre de conocimiento?

-No, no cualquiera,
-¿Entonces qué debe hacer un hombre para volverse hombre de conocimiento?
-Debe desafiar y vencer a sus cuatro enemigos naturales.
-¿Será un hombre de conocimiento tras derrotar a estos cuatro enemigos?
-Si. Un hombre puede llamarse hombre de conocimiento sólo si es capaz de vencer a los cuatro.
-Entonces, ¿puede cualquiera que venza a estos enemigos ser un hombre de conocimiento?
-Todo el que los venza se convierte en un hombre de conocimiento.
-¿Pero hay requisitos especiales que un hombre debe cumplir antes de luchar con estos enemigos?
-No hay requisitos. Cualquiera puede tratar de llegar a ser hombre de conocimiento; muy pocos llegan a serlo, pero eso es natural. Los enemigos que un hombre encuentra en el camino para llegar a ser un hombre de conocimiento son de veras formidables, de verdad poderosos; y la mayoría, pues, se pierde.
-¿Qué clase de enemigos son, don Juan.
Se negó a hablar de los enemigos. Dijo que pasaría largo tiempo antes de que el tema tuviera algún sentido para mí. Traté de mantener vivo ese tema, y le pregunté si pensaba que yo podía volverme hombre de conocimiento. Dijo que nadie podía decir eso de seguro. Pero yo insistí en preguntar si había algunas pistas que él pudiera usar para determinar si yo tenía o no oportunidad de convertirme en un hombre de conocimiento. Dijo que dependería de mi batalla contra los cuatro enemigos -de si podía yo vencerlos o salía vencido- pero que era imposible predecir el resultado de esa lucha.
Le pregunté si podía usar brujería o adivinación para ver el desenlace de la batalla. Dijo terminantemente que los resultados de la contienda no podían anticiparse por ningún medio, porque volverse hombre de conocimiento era cosa temporal. Cuando le pedí explicar este punto, replicó:
-Ser hombre de conocimiento no tiene permanencia. Uno no es nunca en realidad un hombre de conocimiento. Más bien, uno se hace hombre de conocimiento por un instante muy corto, después de vencer a las cuatro enemigos naturales.
-Debe usted decirme, don Juan, qué clase de enemigos son.
No respondió. Insistí de nuevo, pero él abandonó el tema y se puso a hablar de otra cosa.

Domingo, 15 de abril, 1962
Cuando me disponía a partir, decidí preguntarle una vez más por los enemigos de un hombre de conocimiento. Aduje que no podría regresar en algún tiempo y serla buena idea escribir lo que él dijese y meditar en ello mientras estaba fuera.
Titubeó un rato, pero luego comenzó a hablar.
-Cuando un hombre empieza a aprender, nunca sabe lo que va a encontrar. Su propósito es deficiente; su intención es vaga. Espera recompensas que nunca llegarán, pues no sabe nada de los trabajos que cuesta aprender.
"Pero uno aprende así, poquito a poquito al comienzo, luego más y más. Y sus pensamientos se dan de topetazos y se hunden en la nada. Lo que se aprende no es nunca lo que uno creía. Y así se comienza a tener miedo. El conocimiento no es nunca lo que uno se espera. Cada paso del aprendizaje es un atolladero, y el miedo que el hombre experimenta empieza a crecer sin misericordia, sin ceder. Su propósito se convierte en un campo de batalla.
"Y así ha tropezado con el primero de sus enemigos naturales: ¡el miedo! Un enemigo terrible: traicionero y enredado como los cardos. Se queda oculto en cada recodo del camino, acechando, esperando. Y si el hombre, aterrado en su presencia, echa a correr, su enemigo habrá puesto fin a su búsqueda."
-¿Qué le pasa al hombre si corre por miedo?
-Nada le pasa, sólo que jamás aprenderá. Nunca llegará a ser hombre de conocimiento. Llegará a ser un maleante, o un cobarde cualquiera, un hombre inofensivo, asustado; de cualquier modo, será un hombre vencido. Su primer enemigo habrá puesto fin a sus ansias.
-¿Y qué puede hacer para superar el miedo?
-La respuesta es muy sencilla. No debe correr. Debe desafiar a su miedo, y pese a él debe dar el siguiente paso en su aprendizaje, y el siguiente, y el siguiente. Debe estar lleno de miedo, pero no debe detenerse. ¡Esa es la regla! Y llega un momento en que su primer enemigo se retira. El hombre empieza a sentirse seguro de si. Su propósito se fortalece. Aprender no es ya una tarea aterradora.
"Cuando llega ese momento gozoso, el hombre puede decir sin duda que ha vencido a su primer enemigo natural."
-¿Ocurre de golpe, don Juan, o poco a poco?
-Ocurre poco a poco, y sin embargo el miedo se conquista rápido y de repente.
-¿Pero no volverá el hombre a tener miedo si algo nuevo le pasa?
-No. Una vez que un hombre ha conquistado el miedo, está libre de él por el resto de su vida, porque a cambio del miedo ha adquirido la claridad: una claridad de mente que borra el miedo. Para entonces, un hombre conoce sus deseos; sabe cómo satisfacer esos deseos. Puede prever los nuevos pasos del aprendizaje, y una claridad nítida lo rodea todo. El hombre siente que nada está oculto, "Y así ha encontrado a su segundo enemigo: ¡la claridad! Esa claridad de mente, tan difícil de obtener, dispersa el miedo, pero también ciega..."






Esta explicaciòn continùa, pero enfrentar el MIEDO, es inevitablemente un paso necesario, sobre todo cuando por costumbre, dolor o MIEDO, lo habitual es TRAGAR, al punto que pareciera que tiene vida propia y se torna incomparable.

Tengo un libro de cuentos infantiles, que menciona a un nene que no puede dormir por los monstruos que habitaban bajo su cama, hasta que se anima y los alumbra con una linterna, al hacerlo, nota que son muy pequeños, al punto tal que el los domina y puede guardarlos en su mochila para jugar con ellos cuando EL lo decida. Esa es la idea, pero necesitamos primero poner una linterna sobre esos monstruos y mirar la cara de nuestros miedos, solo asì daremos pasos propios y firmes.

sábado, 16 de julio de 2011

"Nutriciòn conciente, en el reino del revès"






“Come poco y cena más poco, que la salud de
todo el cuerpo fragua en la oficina del estómago”.
                                                Palabras de Don Quijote de la Mancha a Sancho Panza,
Miguel de Cervantes Saavedra.

En el libro “Curso de Medicina Natural en cuarenta lecciones”, de Eduardo Alfonso, se hace referencia a que “la sobriedad es una de las condiciones esenciales de la buena salud”. Así es como el organismo  se mantiene fuerte y resistente ya que el exceso de comida “que sobrepase las capacidades de asimilación, no consigue sino  recargar  el organismo de productos tóxicos” que lo obligan a hacer grandes esfuerzos para ser eliminados, dificultando el proceso nutritivo.
Alfonso nos advierte que la comida excesiva  es un importante factor de intoxicación y acidificación orgánica y es por esto, que aconseja que “no se debe comer sin tener hambre”, el organismo no podrá elaborar correctamente el alimento, “y la comida inoportuna dará lugar al envenenamiento de los humores”
Hoy tuve un “festejo” y me percaté que la organización rondó en torno de la comida, la “comida” que daban cuenta del festejo eran papitas, palitos, chizitos, gaseosas y torta de chocolate.
En un momento me pregunté como se podría proponer algo diferente en una situación así, y sentí el rechazo que eso podría generar. Esta alimentación inadecuada, prácticamente venenosa, por decir, “anormal” es percibida como lo distintivo del rito de festejar, es lo que se normalizó.
Lo normal es darle a los chicos golosinas y luego quejarnos de que no aceptan las frutas. Lo normal parecería que un evento se la organice en función del menú, que su mejor calidad esté ligada a un menú ostentoso y sabroso, que se olvide el motivo, el vínculo, el juego, la fiesta, el encuentro.
Una vez más tengo la certeza de la necesidad  de ir a la simpleza. Ante mi  falta de claridad, presiento que no se puede “nivelar para abajo” como solución. Si el mundo “está patas para arriba”, no sirve que para “encajar” hagamos más de lo mismo...
Sé que algunos términos e ideas que utilizo en mis consultas producen sensaciòn de rareza, por no ser convencionales, tal vez la relación que establezco entre la alimentación, la mente y el espíritu, ciertas formas con las que comulgo, ciertos modos de los que me alejo,  generan esa extrañeza en algunas personas.
Me he debatido sobre esto en las consultas profesionales, saber si tengo que hacer una especie de proselitismo con mis pacientes para que les caiga bien, “para que sigan viniendo”, para que no huyan frente a algunas miradas sobre lo que ellos tienen normalizado. Por ahora he llegado a la conclusión de que ciertas ideas que marcan posicionamientos de cómo abordar este problema que se expresa en la alimentación pero que no se reduce a la alimentación, no debo cambiarlos o adaptarlos para caer bien.
Ciertamente, debo aprender mucho en la transmisión, para que mi mensaje (que no necesariamente es mío) que es de un profundo amor y de un profundo cambio no produzca un efecto contrario al que pretende.  Tal vez, en este camino de aprendizaje,  me lleve a perder algunos pacientes, pero creo que sería un grave error  sobreadaptarme a lo que está “normalizado”, hacer más de lo mismo.
Para que las cosas cambien en forma favorable se necesita el compromiso de actuar diferente y eso no se hace posible si nos reproducimos con miedo al rechazo, sin capacidad de mover una sola pieza de la forma conocida que nos condujo al lugar donde estamos y del cual queremos  salir.
Es simple: salgo de mi casa y siempre tomo el camino que me lleva a una zona oscura, por la que no quiero transitar. Insistentemente paso por la situación,  pero no quiero cambiar de camino. Quiero hacer todo igual, pero llegar a otro lado y llego a esta zona oscura, otra vez.
No es muy distinto a lo que hacemos cuando sostenemos festejos y relaciones basadas en toxemias como punto de unión y complicidad en el encuentro. Si no tomamos otro camino, no vamos a llegar a buen puerto.

viernes, 8 de julio de 2011

Paquete bàsico que hay que saber- Vegetariano y nutrientes



Se consideran nutrientes críticos, en la alimentación vegetariana, el hierro, Zinc, proteínas, calcio, la vitamina B12 y el omega 3.

- Proteína completa (de alto valor biológico), que en los casos de ser de origen vegetal lo logramos por complementación proteica, repasemos:

Legumbres + Cereales: ejemplos: Rissoto, arroz con lentejas, quinoa con porotos adduki, pan con pasta de garbanzos ( hummus) etc, etdc, las opciones son infinitas..

Legumbres + Frutas secas + semillas:  Ensalada de porotos con castañas y semillas de sésamo-  paté de lentejas con nueces picadas y semillas de lino-

Cereales + Frutas secas + semillas: Arroz con almendras y semillas de girasol, fideos con pesto ( nueces y aceite) y semillas de sésamo.

Cereales + Lácteos vegetales ( Queso de soja -tofu-. Leche de soja): Arroz con tofu, pizza de Tofu- Leche de soja con cuadraditos de avena

Frutas secas + Semillas + Lácteos vegetales: Tofu rebozado con sésamo salteado con almendras, batiddo de leche de soja con nueces y pan con semillas.

Legumbres + Lácteos vegetales + Hortalizas: Salteado de vegetales con tofu y adzuki

Otro concepto importante es el de digestibilidad que refiere a la cantidad de nitrógeno ( las proteínas están compuestas por Hidrógeno, Oxígeno, Carbono y NITROGENO), absorbido en relación a lo ingerido, es decir, cuanto el cuerpo aprovecha.
En el caso de las proteínas de origen animal, en general es del 95%,en el caso de las proteínas de origen vegetal es de alrededor del 80% ( esto se define por tabla)
  • El hierro funciona principalmente como un portador de oxígeno en la sangre. Algunas de las fuentes de hierro para vegetarianos son los cereales fotificados con hierro, los vegetales verdes,  las legumbres, pero deben combinarse con vitamina “C” para ser disponible. Las fuentes de vitamina C son los cítricos, las frutas en general, el kiwi, el morrón verde y el tomate. Tmbièn tiene hierro, el polen, las algas, el jugo de aràndanos y uva, la tekka, las frutas secas, las semillas, la levaura nutricional
  • El calcio es necesario para el desarrollo de huesos y dientes, y para el mantenimiento del sistema oseo. Algunas de las fuentes de calcio para los vegetarianos son los cereales fortificados, los productos de soja (tofu, bebidas hechas en base a la soya)las coles.  Los productos lácteos son una opciòn para los lacto vegetarianos. Las almendras, el sèsamo,la tahini ( pasta de sèsamo)
  • El zinc es necesario para las reacciones bio-mecánicas. También facilita el funcionamiento adecuado del sistema inmunológico. Los productos lácteos tienen zinc para los lacto vegetarianos y las frutas secas tambièn
  • La vitamina B12  Algunas de las fuentes de la vitamina B12 para vegetarianos son los productos lácteos, huevos y alimentos fortificados con la vitamina B12. En estudio las algas, y una opciòn es la levadura nutricional ( no la de cerveza), (de todos modos no cubre el requerimiento)
  • El omega 3, está presente en las semillas de lino, de chia y sus respectivos aceites, como en la nuez en menor grado y en los derivados de la soja

viernes, 1 de julio de 2011

Nuevo Diccionario



“.. Y en palabras dije muchas cosas, pero en mi corazòn, todavìa queda tanto por decir... tanto por decir....” Gustavo Cerati


 Si fuese miembro de la REAL ACADEMIA DE NUTRICIÒN, estos son los primeros cambios que implementarìa


 Erradicarìa del vocabulario : Y EN FORMA OBLIGATORIA las siguientes palabras:

-          Calorìas

-          Dieta

-          No puedo

-          Engorda                                                                                                                                     

 No es para mi

-          No funciona


Las cambiarìa por:

- ¿Què me pasa?

- ¿Còmo me siento?.

 - ¿Me cae bien?

 - ¿Tengo hambre ò estoy ansiosa?

- ¿Por què estoy tan acelerada ò angustiada o nerviosa?

-Me hace bien !

-Puedo !

-Elijo!

-Quiero!


Y por sobre todo


                                CONFÌO, TENGO FE.

viernes, 24 de junio de 2011

Yo amaranto, ¿tu,amaranteas o amarantas?



En medio del despliegue de comida procesada, chatarra, ràpida, etc, cada vez reaparecen màs los "saberes popularess", los usos de antaño, que vienen a aminorar y mostrar otra cara, otras opciones.
Lo mà dofìcil es organizar las compras, ir a la dietètica y abastecerse de estos productos, conocer un poco como usarlos y meter las manos en la masa, y por sobre todas las cosas: ENCHASTRAR MUCHO!
Aquì una opciòn rica, sana y nutritiva...

                                                        AMARANTO

También es un pseudo-cereal y ha sido fuente importante en la alimentación  maya, azteca e inca.
Contiene Calcio, hierro, pocas grasas ( oleico y linoleico) y es fuente de Hidratos de carbono ( igual  que la quinoa)

En cuanto a su valor proteico, si bien posee todos los aminoácidos, para ser completa la proteína, depende del suelo,  la variedad, el tiempo de madurez, etc, pero  la presencia de Lisina, que es el aminoácido (recordemos) limitante en los cereales, está siempre, por lo que Siempre complementa a los cereales, independientemente de los otros factores.
La relación adecuada es 1:1, es decir, por ejemplo Igual cantidad de arroz que de Amaranto..


Tiene un grano Muy duro, por lo que es preciso cocinarlo BIEN, realizando un previo remojo de, aprox. 12 hs.


Se lo consigue de varias formas, las harinas, hasta el 20%, mezclada con otras harinas, permiten realizar todo tipo de amasados. 
También se lo puede usar como el pochoclo, “amaranto pop" o "amaranto inflado", pudiendo incorporarse a yogures y postres!

El amaranto inflado es fàcil y de buena aceptaciòn para empezar a incluirlo, solo hay que tenerlo, luego se lo espolvorea al plato de comida, o se lo agrega al jugo, leche ò yogur del desayuno.

Fuentes: Varias, pero la mejor el curso de actualizaciòn en vegetariano aadynd 2009

martes, 21 de junio de 2011

Y què oficio le pondremos ...







En las consultas que me llegan como nutricionista, surgen temas que podría decirse que “exceden” lo estrictamente nutricional. Esta constante de mi actividad me condujo a replantearme cual era mi rol como nutricionista en estos procesos.
Con algunos pacientes reflexionamos sobre la importancia de que duerman la siesta, o contraten ayuda, deleguen y dejen de cargar pesos,  tener más tiempo libre, o que se re vinculen con su padre o con su madre. En estos casos, suele suceder que el consultante mantenga el vínculo que se ha dejado de lado a través de cierta identificación con la comida. Esta necesidad de continuar la nutrición aprehendida en desplazamiento del vínculo en ocasiones no les permite elegir otras opciones nutricionales más adecuadas en el  momento en el que se encuentran.
Aparecen también todo lo que los pacientes como padres “cargan” sobre sus hijos lo que nos lleva a re pensar sus hábitos; su propia falta de límites, poder diferenciar éstos del “control”; la importancia de salir de la rigidez.
 Estos re planteos buscan ubicarnos en un Nuevo lugar para re elegir, con elección verdadera, sin exigencia o dureza.
Nos centramos entonces en encontrar la forma propia, en dejar de comprar recetas, o reproducir las familiars. Al fin y al cabo, se trata, de dejar de evadir con la comida otras cosas; de quitar el exceso que hay detrás de los trastornos en la alimentación.
 En ocasiones surge la importancia de poner orden en varios aspectos de la vida,en otras de acotarlos, para eso es necesario decodificar qué hay atrás de, por ejemplo un comportamiento compulsivo, tal vez un vínculo, un hecho, una representación de nuestra historia… 
En fin son muy amplios y profundos los relatos, pero en todos los casos, a más profunda la consulta, más me lleva a reflexionar  Cuál es mi rol?
Si soy nutricionista… ¿ está bien que hablemos de esto?; ¿qué tengo que hacer, a dónde derivo, hasta dónde abro el diálogo?
Más preguntas de este estilo se me suscitaron , algunas, con respuesta clara e inmediata, otras, dejo que maduren, me tomo un tiempo, re pienso, consulto el caso si siento que es necesario.
Hasta ahora, indefectiblemente he llegado a la conclusión que ver complejamente con que nos NUTRIMOS es una llave importante para elaborar consejos nutricionales.
 Y esto incluye la comida, las emociones, los pensamientos, las relaciones, los mecanismos, las actitudes, los diálogos, las biografìas …
Entonces, el plato de comida, es un reflejo de muchas cosas que nos nutren a diario. Y todo lo que “lleva” ese plato complementa y colabora en la consulta en nutrición.
Al reconocer todos los ingredientes, al poner en palabras la receta, las cosas se aclaran.  Donde hay sensaciones que producen “ruidos” o “distorsiones”, tratamos de tomar de decisiones sostenibles por cada uno.
La calma vuelve cuando comprendo que una buena práctica del nutricionista consiste en “armar el plato” y “pensar los menús”. Y este nuevo armado nos obliga a pensar y elegir con qué  queremos alimentarnos en la vida.




miércoles, 8 de junio de 2011

De prìncipes y princesas

A lo largo de la vida se nos van imponiendo ideales : estilos de vida, estéticos, culturales que no encuentran contexto con nuestra realidad y son causa de muchas frustraciones.
A cada edad difiere el ideal y ese motivo de frutración, por más ridículo que resulte, ese ideal orbita en nuestras mentes como un objetivo a llegar, y nos conduce a una abierta disconformidad con lo que somos o podríamos ser.
En los inicios de nuestra escritura, cuando comenzamos a esbozar los primeros “garabatos controlados”, ya se producen estos desfasajes: dibujamos una casita y le ponemos chimenea, verde alrededor, un caminito, muchos árboles y piedritas decorativas en el caminito... ¿De dónde sacamos que nuestra casa está en el prado rodeada de árboles y con una chimenea que libera humo?
Las mujeres fantaseamos con que somos “princesas”, en un país donde no hay monarquía, aquí no se lleva corona ni se cree en el linaje real, pero el deseo de ser princesas muchas veces predomina entre las niñas, y no tan niñas.
De la historia de la princesa también se refuerzan algunos sesgos de machismo e imposiciones para con los varones que si lo pensamos dos veces querríamos erradicar: el príncipe azul no tiene que hacer gran cosa,  no importa quién es, si nos gusta o no, si se ajusta a nuestra forma, con llegar y besarnos nos “rescata” de la malvada que obvio es fea, mala y gorda.
Cuando aparecen cuestiones relacionadas con el peso, es común,  que  más que la incomodidad fìsica o el interés en estar sanos, las personas se debatan en la “verguenza” de no ser la princesa de la casa en la pradera o el príncipe gallardo y valiente que con su sola presencia conquista a la mujer que quiere.
Como partimos de objetivos inalcanzables las búsquedas son erradas. Cuando ahondamos en los motivos por los cuales sería favorable elegir una forma de nutrirse saludable y adecuada, aparece este desacople,  porque se “compran” fórmulas que no atienden a lo que cada uno necesita: qué comidas necesito comer, en qué horarios sería más conveniente que lo haga y en qué cantidades.
De allí que muchas veces se incurra en dietas absurdas, excesivamente bajas en calorías, o ausentes de calorías o con propuestas que desde el nombre ya nos indican el grado de inadecuación a nosotros: “la dieta del astronauta”.
Una propuesta saludable parte de la aceptación de quién soy, de conocerme y elegir mi traje (puede que sea el de princesa, pero también puede que me guste el de oficinista, jardinera, médica, ama de casa o mecánico).
Los ideales de una sociedad no tienen por qué ser una lejana zanahoria a la que muy pocos tienen acceso.
Si mi casa es pequeña, mis opciones de mejorar mi habitat serán agregar estantes, quitar muebles  o regalar cosas porque no tengo espacio, si lo único que se me representa como opción es tener el palacio, sólo voy a sentirme frustrada.
Esto es lo mismo que hay que encontrar en los planes nutricionales: que se adapten a mis necesidades, a mis gustos, a mis hábitos, a mis horarios, a mi actividad. Si buscamos saciar nuestro hambre con ensalada de lechuga, ciertamente nos frustraremos.
Es necesario ver lo perjuidicial de estas imposiciones para salir del cuadro  de “paciente eterno”, la distancia entre lo real y lo ideal se achica cuando construimos ideales propios sustentados en nuestros verdaderos deseos y no en base a ideales ficticios o prefabricados, frente a ellos es tan grande la brecha que nunca nos logramos sentir “satisfechos”. Esto produce que el hambre sea cada vez  sea más voraz y los resultados temporarios e insostenibles porque me son ajenos.
Ha sido una fortuna que en estas tierras se haya desterrado la monarquía. ¡¿A quién se le ocurre seguir reivindicando príncipes y princesas?!


martes, 31 de mayo de 2011

Un fragmento de Edward Bach

Comparto un texto que habla por si mismo, algo que suelo compartir con mis pacientes...









Tan simple como esto:  la historia de mi vida

Un niño pequeño decidiò pintar un cuadro a tiempo para el cumpleaños de su madre. En su mente infatil, la  casa ya estaba pintada; sabía perfectamente como iba a quedar, hasta el más mínimo detalle, y sólo le restaba plasmarla sobre el papel.
La pintura está terminada a tiempo para el cumpleaños . Apelando a toda su capacidad, él le ha dado forma a su idea de la casa. Es una obra de arte, porque todo es muy suyo: en cada trazo expresa su amor hacia su madre, y cada ventana, cada puerta, estàn pintadas con la profunda convicción de que èse es el lugar correcto para ellas. Incluso pareciendo una parva de heno, es la casa más perfecta que fuera pintada alguna vez; y es perfecta porque el pequeño artista ha puesto en ella todo su corazón y toda su alma. Todo su ser está encerrado en esa pintura-
Esto es la salud: esto es el éxito, y la felicidad, y la verdadera vocación de servicio. Sertvir a través del amor, en la más perfecta libertad de seguir nuestro propio camino.
Así es como llegamos a este mundo, sabiendo qué cuadro tenemos que pintar, y con nuestra senda trazada a lo largo de la vida; todo lo que nos queda por hacer en ella es darle forma material. Pasamos por la vida llenos de gozo e interés, concentrando toda nuestra capacidad en el perfeccionamiento de nuestro cuadro, y volcando los mejores esfuerzos de nuestra capacidad para trasladar nuestros pensamientos y propósitos a la vida material, en cualquier entorno que hayamos elegido.
Entonces, si seguimos desde principio al fin nuestros propios ideales y deseos, con toda la fuerza que poseemos, no puede existir el fracaso; nuestra vida, saludable y feliz, ha sido un tremendo éxito.
Sin embargo, la misma pequeña- historia puede ilustrar cómo, si lo permitimos, las dificultades de la vida pueden interferir con ese éxito, felicidad y salud, y disuadirnos de nuestros propósitos.
El niuño está pintando, atareada y felizmente, cuando alguien llega y le dice: “¿Por qué no ponès una ventana aquì y una puerta allà? Y por supuesto, el sendero del jardín debería ir hacia este lado”. El resultado de esta actitud en el niño será una total pérdida de interés en su trabajo; quizás lo continúe, pero entonces solo estará poniendo ideas ajenas en el papel; tal vez se torne contrariado, irritado e infeliz, temeroso de rehusar las sugerencias.
Comenzará a odiar la pintura, y quizàs la rompa en pedazos; la reacción será de acuerdo al carácter del niño.
El dibujo final quizàs sea una casa reconocible, pero es imperfecta, y un fracaso, porque es la interpretación de los pensamientos de otros, no los del niño. Y probablemente ya no tenga sentido como regalo de cumpleaños, por no haber podido ser  terminado a tiempo, y la madre tendrá entonces que esperar todo un año para recibir su regalo.
Esta es la enfermedad; la reacción ante una interferencia. Es un fracaso y una infelicida transitoria, y ocurre cuando permitimos a otros que interfieran con nuestros propósitos en la vida, e implanten en nuestas mentes duda, miedo o indiferencia.

Edward Bach